nature 3270403 1920
 
LAS ESTACIONES EN LA DEHESA
 
La Dehesa es naturaleza viva y va cambiando con las diferentes estaciones del año,
que van dejando su marca en plantas, aves, pequeños insectos...
 
PRIMAVERA
La Primavera ha llegado a nuestras Dehesas de Higuera de Vargas.
Ha despertado el campo de su letargo invernal, de sus colores oscuros, marrones
ocres y de su cielo nublado y sombrío, derramando su maravillosa paleta de
colores para deleite de nuestros sentidos .
Siempre se puede disfrutar de esa estación en cualquier parte, pero aquí, es una
sensación única como no podremos experimentar jamás.
 El paisaje se vuelve mágico. Los verdes adoptan toda la gama de colores en las
encinas y en los pastos. En las florecillas del suelo puedes contemplar todos los
colores que conforman el Arco–Iris .
 Es un auténtico jardín silvestre: EL JARDÍN DE LA DEHESA
 El aire después de las lluvias primaverales es limpio y transparente, huele a
campo, a tierra mojada. En nuestros oídos resuenan mil y un sonidos de los
habitantes de la Dehesa que alegres reciben la estación más esperada del año,
esos sonidos que forman un concierto de música inigualable.
Está la dehesa cubierta con un manto de margaritas, botones de oro brillando y
jaras comenzando a florecer. Las varitas de San josé o Gamonitas también están
empezando a echar las flores, y pronto aparecerán los lirios.
En la cuenca de nuestro Alcarrache, aparecen las Orquídeas a la sombra de las
encinas .
Los encinares que la pueblan son una auténtica maravilla en primavera, cuando
el sol se acerca, la hierba brilla y se ven también los alcornocales y resaltan entre
el follaje los cortijos.
 “Campo, campo, campo. Entre las encinas los cortijos blancos" (Machado).
Se escuchan los arrullos de las rulas en sus cortejos, pues en la dehesa conviven
muchas especies animales manifestándose, sobre todo, en los bellos amaneceres
primaverales, con cantos y arrullos de las torcaces que no faltan nunca en las
dehesas, porque las bellotas maduras de encinas y alcornoques, constituyen su
alimentación por excelencia.
Las viejas encinas florecen y sus “mocos” amarillos, promesas de futuros frutos, 
las cubren de oro. Con las luces cálidas del atardecer, sus árboles son testigos de la
vida higuereña.
Ahora, el agua, la floración de las especies, los animales, los quercus, los
matorrales, las plantas y todo lo que tiene vida e incluso la tierra y las rocas
inanimadas que dejan brotar entre sus junturas esas briznas verdes, se animan
con la llegada del buen tiempo.
 Llega la noche, la oscura noche que la rodea y la envuelve en su misterio, pero no
queda silenciosa, se oyen los reclamos del mochuelo, el cárabo, el autillo,
durante el día refugiados en las trocas de las encinas que le sirven de hogar, antes
de salir a sus nocturnas cacerías en busca de presas para su alimento y que han de
encontrar en la noche misteriosa de nuestras dehesas.
El alma se serena contemplando estos vastos campos de encinas y alcornoques,
especies típicas ,ahora floridas , que conviven con manchas de jaras, jaguarzos,
retamas, tomillo, romero. Esas dehesas rodeadas de paredes de piedra seca
levantadas por nuestros antepasados y que encierran como en un estuche toda la
belleza y la magia de nuestra inigualable Dehesa Extremeña .Aromas de diferentes
plantas como el cantueso y la jara, mientras el alcornocal y el encinar son
bañados por la luz de de tarde que nos acerca la puesta de sol.
 
Carmen Prieto
 
 
 

Cartel Patrimonio Extremadura negro negrita participa

 

Ya ha pasado un mes desde que se declaró el estado de alarma, algo que nos ha privado de salir y disfrutar del patrimonio natural y cultural de Extremadura, aunque, por una buena causa, cuidarnos los unos a los otros. 

Desde ADENEX, hemos querido invitaros a que nos acerquéis ese patrimonio tanto natural como cultural que se encuentra en vuestros pueblos y ciudades para que podamos disfrutar de parte de los valores con los que cuenta nuestra región, pero desde nuestras casas ¿Cómo podéis hacerlo? a través de vuestras creaciones artísticas: dibujos, mosaicos, murarles, vídeos... y todo lo que se os ocurra, seguro que en estos días está aflorando el artista que lleváis dentro.

A través de esta iniciativa, queremos animar a extremeños y extremeñas a que elijan el turismo regional como primera opción. Una vez que se retomen los viajes, el turismo extremeño nos necesitará y estamos convencidos que os sorprenderá gratamente. 

Al trabajo más original le regalaremos un fin de semana en el Centro de Investigación y Educación Ambiental La Fontanita, en Montánchez, para ocho personas. Mándanos el tuyo, antes del 30 de abril al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., lo subiremos a nuestras redes sociales.

CERRAR ALMARAZ

 

ADENEX denuncia el comportamiento temerario de las propietarias de la central nuclear de Almaraz en las próximas paradas programadas y, al CSN, por permitirlo.
 
El 14 de abril comenzó la parada obligatoria de la unidad I de la central nuclear de Almaraz prevista para el pasado 15 de marzo y aplazada hasta que pasara el estado de alarma. Por tanto, el CSN (Consejo de Seguridad Nuclear) autorizó hacerlo en abril, una vez pasado el primer periodo de alerta. A pesar de haberse prorrogado el confinamiento, el Ministerio ha considerado que la electricidad de este grupo (la central tiene dos reactores) es esencial en estos momentos donde la demanda ejecutiva ha bajado hasta el 15%.
Tanto el CSN como el Ministerio, prefieren correr el riesgo de una contaminación temible a parar la central hasta el fin del confinamiento.
 
Pero lo más grave es, que el CSN ha permitido realizar la parada sin someterse a las debidas inspecciones, controles y ajustes de mantenimiento general, dejando que estas se pueden hacer más tarde. La parada actual solo es para reponer el combustible gastado dado que, de no hacerlo en estas fechas, el reactor concernido debería ser obligado a parar por seguridad.
Es evidente que el CSN se ha plegado a los intereses económicos de Iberdrola, primer accionista de Almaraz y que controla el 53% de la misma. Mientras tanto, desde la Junta de Extremadura y el Ministerio de Transición Energética, dan prioridad a Iberdrola en la instalación de energías renovables en Extremadura. Una empresa que no tributa en la región y que es capaz de dejar sin agua si es preciso, como ocurrió el verano pasado con el embalse de Valdecañas. Empresa, por tanto, que también gestiona el embalse de Alcántara hoy también gravemente impactada por una planta invasora de la cual tampoco se hará responsable
 
ADENEX vuelve a exigir más rigor en las decisiones técnicas de un CSN que debe velar, ante todo, por la seguridad nuclear, a sabiendas que se cambiara el combustible sin poder acontecer las inspecciones vinculadas a su funcionamiento a plena potencia. Y máxime cuando en estas condiciones no es un servicio esencial, dado que producimos el doble de energía para el sistema eléctrico que consumimos. Las nucleares siguen siendo privilegiadas con excepciones que pueden llegar a ser graves. ¿Qué más excepciones se les concederán para poder alargar su funcionamiento hasta 2028?

2020 04 15 2
 
ADENEX exige explicaciones y aclaraciones suficientes acerca de la proliferación de plantas invasoras en la cuenca del Tajo en Extremadura, pues desde hace más de 4 años se conocen afeccione en distintos afluentes del Tajo y, ahora mismo, en el propio embalse de Alcántara.
Este domingo nos dan la señal de alarma que una nueva planta invasora está cubriendo todo el embalse del Tajo en la zona de Garrovillas de Alconétar (Cáceres).
 Se trata de la azolla, cuya extensión amenaza todo el embalse de Alcántara. De características distintas al camalote en el Guadiana, pero igualmente expansiva probablemente con una temperatura y humedad ambiente determinada.  Localizada ya el noviembre pasado, ha vuelto y nos tenemos que, si no se controla, para quedarse. 
Y resulta que la azolla es una vieja conocida, pues en mayo de 2016, ya estuvo en el río Almonte en su confluencia con el Tajo. En aquel entonces tanto la Junta de Extremadura como Confederación del Tajo llamaron a la tranquilidad "no pasaba nada". Un manto de color rojizo cubría más de un kilómetro de lo que se denominó entonces un helecho de agua. El riesgo estaba en que llegara al propio pantano del Guadiloba, de donde la ciudad de Cáceres toma el agua. Por lo demás, "no hay motivos de preocupación". Aunque ahora, precisamente ahora en este confinamiento, se ha vuelto a pedir el trasvase del Almonte al Guadiloba para abastecer con seguridad a Cáceres. Deciden desempolvar el famoso trasvase del Portaje paralizado desde el 2013 por problemas técnicos, económicos y ambientales evidentes. 
Por otra parte, durante diciembre de 2018 en el río Salor y, en enero del 2019 en el río Almonte, aparecen con una nueva invasora, la lugvigia, la cual inunda superficialmente 9 kilómetros de río Alagón con gran riqueza piscícola y deportiva. Tampoco es similar al camalote ya que no se fija al fondo, pero con consecuencias similares de impactos ecológicos. 
Las quejas municipales y sociales entonces tampoco fueron escuchadas, ni por Confederación Hidrográfica del Tajo, ni por la Junta de Extremadura.  Cada una de ellas se aferró a sus competencias siendo incapaces de coordinarse entre ellas y dejar que todo siguiera sin resolverse.
De esta manera en el río Salor, este último invierno, se vuelve a detectar la presencia de la lugvigia, una vez más.
Para ADENEX es vergonzoso que, después de la experiencia de gestión nefasta en el Guadiana, no se tomen precauciones en el Tajo para que no ocurra lo mismo. 
Exigimos que se cree una comisión de emergencia ante este hecho tan repetitivo desde la cual se den explicaciones y soluciones acordes a la amanezca antes de que sea más costoso y demasiado tarde para hacerlo. Una comisión interdisciplinar que no deje fuera a la sociedad civil desde la cual se ha alertado hace más de 4 años.
 

Soberania alimentaria

ADENEX se ha adherido a la iniciativa estatal en defensa de los pequeños productores de alimentos, artesanos y de cultura familiar, dirigida al Ministerio de Agricultura y publicitada a través de la revista "soberanía alimentaria" junto con otras 600 organizaciones .
Apoyar las economías más localizadas, sin intermediarios para favorecer la via libre para ir al huerto de autoconsumo,  para trabajar en la huertas hortícolas frente a tanta llamada a los supermercados . Apoyar a los que cuidan de nuestro entorno, lo diversifican y aprenden de la naturaleza,  de manera más directa, con suelos sin contaminación,  con un uso del agua más racional  y no intensivo. Apoyar el fortalecimiento de nuestras economías locales  que diversifican y crean oportunidades nuevas frente a las dependencias de grandes mercados.  Apoyar circuitos que incluyan también la transformación y comercialización sin intermediarios ajenos, desde el campo a las mesas de los restaurantes, comedores  sociales y colectivos de hospitales, colegios y residencias .
Apoyar, en definitiva, el buen hacer agrario de nuestras gentes del campo, supone garantizar el trabajo en la gran mayoría de nuestros pueblos.
Debemos salir de esta pandemia sin esperar más,  enriquecidos socialmente con la suma de todas nuestras capacidades individuales puestas al servicio de lo más esencial,  el alimento de todos los días sano, limpio y justo.
 

 

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28

Sobre Adenex...

icon home n     

Plaza de Santo Angel, 1
06800 Mérida (Extremadura)

icon phone n  

 

telf: +34 924 387 189

 

  footer logo n
  © 2018 | Política de privacidad
© 2018 Adenex. All Rights Reserved.

Buscar