Actualidad en Adenex

Para estar al día de qué hacemos

FUKUSHIMA Y ALMARAZ. NO OLVIDAMOS

 

Hace 10 años, el 11 de marzo, un gran tsunami, que no era el primero, golpeó las costas japonesas con una violencia inusitada. Y la catástrofe continúa hoy en día, en uno de los países más ricos y avanzados tecnológicamente del mundo, en un país donde la industria nuclear nunca aceptó que algo así pudiera ocurrir. La inundación de los seis reactores nucleares de la central de Fukushima-Daiichi inutilizó los generadores de emergencia de la central y llevó a que se produjeran tres fusiones nucleares, un accidente en todo igual al ocurrido en Chernóbil 25 años antes, y también catalogado con el máximo posible. Ni los generadores ni la inyección de agua de mar garantizaron el enfriamiento necesario. En el núcleo del reactor, el hidrógeno en forma explosiva hizo volar el techo de la central y de todo el edificio de contención, y de forma similar en los otros reactores.

La contaminación radiactiva llegó al mar (concentraciones de cesio y radio) contaminando la flora y fauna marítima. Incluso el atún capturado en esa época en la costa de California tenía niveles indescriptibles de radiactividad. El día de hoy, diez años después del accidente, la contaminación aún no está confinada, a pesar del gobierno japonés, intenta que las personas vuelvan a sus lugares contaminados y que se eliminen los dosímetros de los lugares públicos que señalen altos niveles radiológicos.

La Delegación de ADENEX en Puebla de la Calzada coloca 10 nidales de Cernícalo primilla

 

En la colocación, ha sido imprescindible la colaboración del parque de bomberos y el ayuntamiento de la localidad.

 

La delegación en Puebla de la Calzada de ADENEX, Asociación para la Defensa de la Naturaleza y los Recursos de Extremadura, ha colocado este martes diez nidales para Cernícalo primilla (Falco naumanni) en diferentes edificios de la localidad. El proyecto Life ZEPA Urban, que trabaja en la conservación de esta especie amenazada, ha sido
quien ha facilitado los nidales. Estos se han colocado en un inmueble donde ya hay cuatro parejas y en la ermita de la Inmaculada Concepción.

El cernícalo primilla es una especie migratoria que viene a Extremadura en primavera desde África, donde pasa el invierno. Hace sus nidos en huecos de edificios en nuestros pueblos y ciudades, donde es muy típico verles volar durante los meses estivales. Sin embargo, su población está en declive en los últimos años, entre otros motivos, por el cambio en las prácticas agrarias y el uso de pesticidas, que acaban con los grandes insectos que suponen la mayor parte de su dieta.

El proyecto Life ZEPA Urban trabaja en la conservación y gestión de las colonias reproductoras, aumentando el número y la calidad de los sustratos de nidificación. Además, sensibiliza a la población local sobre los beneficios de estas aves y los problemas de conservación a los que se enfrenta, para lograr la implicación social en su protección.

La actuación de ADENEX este martes no hubiera sido posible sin la colaboración del CPEI de Diputación de Badajoz, a través del parque de bomberos de Puebla de la Calzada, y del ayuntamiento de la localidad, que ha contactado con los propietarios de los diferentes edificios para conseguir los permisos oportunos. Así mismo, la organización quiere agradecer a las personas propietarias por dar a ADENEX la posibilidad de utilizar sus viviendas para este cometido, así como su compromiso directo con la conservación del Cernícalo primilla.

 

PREOCUPACIÓN POR EL IMPACTO AMBIENTAL DE LA MINA EN CAÑAVERAL

Los colectivos y asociaciones ecologistas de Extremadura muestran su preocupación respecto al proyecto de la mina de litio de “Las Navas” proyectada en el término municipal de Cañaveral (Cáceres)”.

Las asociaciones firmantes muestran su disconformidad respecto a la actuación de la Junta de Extremadura que parece estar poniendo todas las facilidades a la empresa promotora Lithium Iberia para dar viabilidad a un proyecto con impactos ambientales severos. Las noticias aparecidas recientemente en la prensa son preocupantes, ya que la empresa está presionando a la Junta de Extremadura para que la tramitación del proyecto sea “a la carta” y lo más rápida posible, lo que conllevaría graves deficiencias e impactos críticos para los ecosistemas de toda la zona. El anuncio de que la explotación de la mina se realizaría en parte a cielo abierto durante 6 años implica unos efectos aún más perjudiciales sobre el medio ambiente generando una gran cicatriz en el paisaje de la comarca.

Los datos aparecidos respecto al empleo son tendenciosos e irreales, ya que en ningún caso crearía en la zona más que un puñado de empleos no especializados, ya que una explotación de este tipo precisa trabajadores cualificados que vendrían de otros territorios, y además gran parte de las tareas de extracción están muy mecanizadas por lo que la repercusión directa sobre el empleo en la zona será escasa. Por el contrario, la mina en fase de explotación podría ocasionar graves consecuencias de contaminación de las aguas y sobre las explotaciones agropecuarias de toda la Comarca de las Vegas del río Alagón que son el auténtico motor de empleo estable de la zona.

Existe una gran preocupación por los impactos que dicha mina tendría sobre los ecosistemas de los pueblos de Cañaveral, Grimaldo, Pedroso de Acím, Holguera o Torrejoncillo, así como por sus efectos contaminantes en los cauces que podrían acabar vertiéndose a la cuenca del río Alagón y del Tajo.

La ubicación del proyecto es un área de alta sensibilidad ambiental, a caballo entre la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, el propio Parque Nacional y los espacios de la Red Natura 2000 que se encuentran en sus proximidades que son de gran relevancia internacional debido a la presencia de numerosas especies y hábitats protegidos.

La mina generaría graves impactos sobre la vegetación, arrasando un gran número de encinas y otras especies, sobre el suelo y la atmósfera por el uso de tóxicos para el tratamiento del mineral, impactos directos sobre especies en “peligro de extinción” debido a la apertura de accesos, molestias y destrucción de hábitats que provocarían una degradación irreversible de todo el entorno natural.

Además, el proyecto de la “Mina de Las Navas” afectaría directamente a la “Vía de la Plata” que tanto promueve turísticamente la Junta de Extremadura en el tramo que va desde el Puerto de “Los Castaños” en dirección a Holguera, y que supondría otro efecto negativo sobre un bien cultural inalienable como son las vías pecuarias.

Sin embargo, la empresa defiende una tramitación exprés en su favor que va en contra del interés general de los ciudadanos y del medio ambiente. Por ello, las organizaciones ecologistas de Extremadura se muestran preocupadas por la actitud facilitadora de la administración en favor del proyecto, y recuerdan que el mismo afecta a distintos espacios naturales protegidos de la Red Natura 2000 y que la evaluación de los impactos ambientales no es un trámite al “capricho” de Lithium Iberia.

Este comunicado es apoyado por las ongs ambientales ADENEX, AMUS, ANSER, DEMA, ECOLOGISTAS EN ACCIÓN EXTREMADURA, ECOLOGISTAS EXTREMADURA, EL SABIO MUDO, GRUS Y SOCIEDAD EXTREMEÑA DE ZOOLOGÍA.

LAS ONGS AMBIENTALES MANIFIESTAN SU APOYO A UNA MAYOR PROTECCIÓN DE LOBO IBÉRICO Y TÓRTOLA EUROPEA.

Los colectivos y asociaciones ecologistas de Extremadura celebran el voto a favor del lobo que la Junta de Extremadura ha dado en la votación del pasado 4 de febrero en la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad, en la que han participado todas las comunidades autónomas y el Ministerio para la Transición Ecológica y se ha acordado incluir al cánido en el Listado de Especies de especies silvestres con protección especial, lo que implica que la especie dejará de ser cinegética en todo el territorio nacional.

Las asociaciones firmantes muestran su conformidad a esta actuación de la Junta de Extremadura con respecto a lobo ibérico que parece pudiera ser el inicio a un futuro plan de recuperación de la especie en nuestra región, protegiendo el lobo en todo el territorio nacional facilitaría considerablemente la recolonización del lobo por el norte de la región.

Sin embargo, muestran su decepción porque la representación extremeña se haya abstenido en la votación para declarar la tórtola europea como especie vulnerable y la oportunidad perdida para evitar una grave sanción europea, ahora más próxima.

Respecto a la tórtola europea, tras un doble empate en la votación que Extremadura debería haber desempatado, afirman que atendiendo a los dictámenes científicos y los requerimientos de Europa el Ministerio debería declararla especie vulnerable y que de esta forma se evite una sanción de Europa protegiéndola de las amenazas que sufre y les parece insuficiente una simple moratoria de su caza de 5 años, porque llega 5 años tarde, creen que además se debe actuar de forma decidida sobre el resto de causas de la acusada disminución de las poblaciones de tórtola europea, en especial en el ámbito agrario, donde la eliminación de linderos, barbechos y cultivos tradicionales, junto con el abuso de químicos están aniquilando a la especie.


Este comunicado es apoyado por las ongs ambientales ADENEX, AMUS, ANSER, DEMA, ECOLOGISTAS EN ACCIÓN EXTREMADURA, ECOLOGISTAS EXTREMADURA, EL SABIO MUDO, GRUS, SEO/BIRDLIFE Y SOCIEDAD EXTREMEÑA DE ZOOLOGÍA.

LAS ONGS AMBIENTALES MANIFIESTAN SU PREOCUPACIÓN POR LA PELIGROSIDAD, CONTROL SANITARIO Y EFECTO CONTRAPRODUCENTE PARA EL CONTROL DE LA CAZA AL SALTO DEL JABALÍ EN LOS TÉRMINOS PROPUESTOS POR LA CONSEJERÍA.

El 25 de enero se ha celebrado una reunión extraordinaria del Consejo Extremeño de Caza donde se ha analizado y realizado aportaciones a un borrador de propuesta de reglamentación de la caza al salto, a ella ha asistido un representante de las asociaciones relacionadas con la defensa de la naturaleza de Extremadura.

En relación al proyecto de orden de la caza al salto recibida el representante ha rechazado la propuesta en los actuales términos haciendo observaciones y ha transmitiendo su preocupación por bastantes aspectos de la propuesta, la mayoría ya se habían expresado por escrito y en reunión previa del grupo de trabajo para la reforma del reglamento de la ley de caza y les sorprende que no se haya incluido ninguna de sus propuestas.

Desde estas organizaciones no están de acuerdo con que esta nueva modalidad vaya a servir para mejorar el control poblacional del jabalí, y más bien consideran que puede ser contraproducente, si aumenta la alimentación suplementaria, teniendo en cuenta la adaptabilidad del jabalí que aumenta las camadas y adelanta su reproducción en respuesta la mayor presión cinegética, por este motivo solicitan que no se permitan sueltas de jabalí de granjas cinegéticas en Extremadura y que no se permita la alimentación suplementaria, muy habitual especialmente en período estival, que está provocando, afirman, poblaciones por encima de la capacidad de carga del medio y daños a los ecosistemas y a la agricultura.

Avisan que la modalidad de jabalí al salto empleando cartucho bala que se propone conlleva bastante peligro para cualquier persona que pase por un camino público, permanezca en terrenos rústicos o para los propios cazadores que disparen una bala en dirección a un compañero que seguramente estará a poca distancia. Por ese motivo creen que se deben extremar las precauciones y tal como ya pidieron reiteran que se debe actuar con ellas como con cualquier otra acción de caza mayor, obligando a señalizarlas en los accesos practicables, con aviso previo a propietarios de las parcelas donde se desarrolle y con autorización o comunicación, para además facilitar la supervisión por parte de los agentes de medio natural y del SEPRONA, así como de las autoridades sanitarias. La propuesta actual dispone que no necesitan autorización ni comunicación previa lo que los ecologistas consideran un error, tampoco se prevé su señalización ya que tiene el mismo tratamiento en la práctica de la caza menor al salto o en mano con las que se podría practicar.

Han pedido que estas actividades de caza al salto, como las monterías y batidas se hagan públicas con la antelación posible en página web centralizada para que las empresas, colectivos, particulares o incluso administraciones públicas que realizan actividades en el medio natural puedan planificar sus actividades sin exponerse a situaciones de peligro o tener que modificarlas durante su celebración, por encontrarse una de estas acciones, lo que puede crear problemas importantes cuando los colectivos afectados sean numerosos, como suele ocurrir en marchas senderistas o actividades deportivas con cientos de participantes.

Desde estos colectivos quieren hacer ver que el perjuicio económico y social que conlleva que esto no se haga, como ya si se hace en otras comunidades autónomas, entienden que la planificación es fundamental para poder compatibilizar los usos, máxime cuando el turismo de naturaleza genera más beneficios económicos que la caza en Extremadura y tiene más potencial de crecimiento. Piden que no se anteponga la caza al resto de usos del medio natural.

Entienden que estas acciones deben tener un estricto control sanitario, por lo que piden que al menos sean comunicadas con antelación para poder planificar la labor de los veterinarios de guardia, la recogida de los sandach y prevenir el abandono de cadáveres que puedan tener patologías como la tuberculosis, porque en caso contrario este tipo de caza puede provocar el aumento de casos de enfermedades que los jabalíes puedan contraer, al consumir los cadáveres de sus congéneres muertos.

En las comarcas VC3 la modificación del reglamento autorizará batidas con el nombre de caza al salto con hasta 12 participantes y cazadores batiendo la mancha con hasta 15 perros hacia una línea de escopetas apostadas, estas acciones si necesitarán autorización y comunicación previo y conllevarán las mismas medidas que las batidas ya reglamentadas.

En cuanto a los terrenos cinegéticos donde se pretende desarrollar piden que se excluya aquellas zonas ubicadas a menos de 500 metros de viviendas por el peligro de accidentes con consecuencias mortales, muchas de estas viviendas en medio rural están incluidas en cotos sociales.

Desde estas organizaciones quieren hacer ver que en un país en el que este año ya han fallecido unas 70 personas por disparo con arma de fuego en acción cinegética, estando Extremadura a la cabeza en número de fallecidos per cápita, en esta situación actual de siniestralidad reglamentar esta actividad de caza al salto sin las debidas garantías, de señalización y previo aviso a propietarios, les parecería una imprudencia temeraria por parte de las autoridades.

Así mismo, se solicita que esta actividad económica contemple normativa relacionada con la seguridad ciudadana, laboral, de actividades recreativas o deportivas que aplique en cada caso, con el fin de velar por la integridad de las personas que participan directamente de esta actividad o que indirectamente puedan sufrir daños por el desarrollo de esta actividad económica en espacios naturales. Con el fin de evitar que se produzcan muertes por arma de fuego (reduciendo los casos habituales de este tipo de muertes) y en caso de que se produzcan accidentes (por arma de fuego u otro tipo) las consecuencias se minimicen, proveyendo estas actividades económicas con los equipos sanitarios dispuestos en la cantidad y calidad suficientes, en el perímetro donde se realice y durante el periodo que dure la actividad como ocurre en actividades deportivas, festejos u otras actividades que lleven implícito un riesgo para las personas. Asumiendo este coste las entidades que desarrollen la actividad cinegética.

Por otra parte también consideran que si tal y como se propone en el texto se dieran estas autorizaciones genéricas de caza al salto, sin autorización previa, podrían dar pie a la caza furtiva de otras especies de caza mayor como ciervos o corzos y dificultar la labor de control por parte de los Agentes de Medio Natural y del SEPRONA.
Por todo ello esperan que se revise la propuesta y se incluyan sus peticiones.

Desde estas organizaciones, por otra parte, se ha manifestado su oposición a las propuestas de alargar un mes más la temporada de caza para las sueltas y ojeos de perdices de granja que plantea la Consejería, ya que manifiestan su absoluta disconformidad con esta práctica que está poniendo en peligro el equilibrio de los ecosistemas y la población autóctona de perdiz, además de afectar al período reproductivo de muchas especies.

En ruegos y preguntas las organizaciones ecologistas han vuelto a pedir que habida cuenta del importante declive que llevan sufriendo ambas especies y el riesgo de sanción por parte de la Comunidad Europea que este verano no se cacen la tórtola europea y la codorniz en Extremadura, a lo que desde la sección de caza se ha replicado que su intención es que se cacen.

Este comunicado es apoyado por las ONGs Ambientales ADENEX, AMUS, ANSER, DEMA, ECOLOGISTAS EN ACCIÓN EXTREMADURA, ECOLOGISTAS EXTREMADURA, EL SABIO MUDO, GRUS, SEO/BIRDLIFE Y SOCIEDAD EXTREMEÑA DE ZOOLOGÍA.

 

Contacto

    

Plaza de Santo Angel, 1
06800 Mérida (Extremadura)

 

telf: +34 924 387 189

 

 adenex@adenex.org

 

Síguenos